Espacio Matrioska | FESTIVAL REINA LOBA
3213
page,page-id-3213,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,transparent_content,columns-4,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

MÚSICA · ARTE · SOSTENIBILIDAD

5ª EDICIÓN

UN FESTIVAL PUENTE Y ALTAVOZ DE PRÁCTICAS TRADICIONALES Y EMERGENTES EN EL MEDIO RURAL

2019-Avance-Cartel-Reina-Loba

 OBJETIVOS

 

Tenemos como objetivo crear un evento abierto y libre para convivir a través del arte, la música y la naturaleza. Hacer de las artes un eje principal del festival con talleres, exhibiciones y mesas redondas abiertas, para dar voz a nuevas propuestas, tanto musicales como artísticas. Intentamos llevar a cabo un evento intergeneracional e inclusivo, trabajando desde el respeto por el medio y el entorno.

 

PROGRAMACIÓN

 

Música en directo, bandas de todo el panorama nacional se dan cabida en los diversos escenarios, desde nuevas propuestas a proyectos consolidados, con un hueco muy especial para propuestas folklóricas y tradicionales del panorama gallego. rock, funk, mestizaje, canción de autor, electrónica, rumba, cumbia… todo suena en os blancos.

Pero no todo es música, el punto fuerte del festival es su gran oferta extra musical; talleres, charlas, exhibiciones, actividades, juegos y andainas se suceden durante gran parte del día, con propuestas para todos los públicos. aprender, compartir, debatir, disfrutar, reflexionar o caminar son algunas de las cosas que tienen cabida aquí.

FESTIVAL SOSTENIBLE. HECHO A MANO

 

– Producimos el festival con madera y materiales reciclados

– Creamos espacios para un público respetuoso y familiar

– En 2018 no vendimos agua embotellada

– La cartelería se realiza con papel reciclado y serigrafía tradicional

– Creamos el menor número de residuos, con medidas sostenibles como vasos reutilizables

– Abundantes puntos de reciclado

Baños secos carentes de químicos perjudiciales para el medio

 

ASISTENTES

 

Más de 4.000 personas en 2018

El festival tiene un público que abarca un gran abanico intergeneracional: mujeres y hombres de desde los 3 a los 90 años.

La gran parte son jóvenes de entre 18 y 35 años. Padres y madres con niños de entre los 3 y los 15 años.

Así como los más mayores, vecinos del pueblo que forman parte activa del festival.

GALERÍA