Adrián Valle

El proyecto gira en cierta forma en torno a tres grandes conceptos: el lugar, la memoria y lo épico, en este caso, este adjetivo no acompaña a una gran hazaña o a un descubrimiento, sino que se centra en las pequeñas experiencias personales, siempre vistas desde el prisma de lo extraordinario.

Los últimos proyectos que ido desarrollando han hablado siempre, de un modo u otro, sobre el territorio ¿Qué queda en el paisaje que fue escenario de otras vidas?

Mi trabajo habla – en ocasiones de forma muy ficcionada e irónica- de las posibles lecturas que puede dar un lugar.

La obra, en forma de fotografías o dibujos no pretende tampoco ser una reconstrucción histórica fiel, sino una presentación de posibles evidencias de un viajero casual.