Pablo Asarian

Entornos pretende ser una pequeña reflexión y aportación sobre cómo el espacio público juega un papel imprescindible en la comunicación entre personas, la heterogeneidad que presenta dicho espacio deja abierto un amplio abanico de posibilidades donde se desarrollan distintos discursos en el cual tiene cabida el artístico.

Con el tiempo y la evolución personal aparece un proceso de búsqueda, observación y creación, relacionado con el entorno arquitectónico y natural que nos rodea. Es en este contexto, que se sitúa a medio camino entre lo natural y lo modificado, entre el paisaje urbano y el paisaje supuestamente natural, en el cual se establecen profundas relaciones, llegando a quedar desdibujada la frontera entre ambos espacios. Donde se encuentra el ser humano/ciudadano cada vez más desnaturalizado y alienado por sí mismo, en un proceso casi imparable de distanciamiento con su entorno, no ya del natural si no inclusive del urbano y por lo consiguiente de su medio más cercano.

En estos lugares llamados –naturales- (supuestamente, ya que la huella del hombre está patente, tanto en la construcción como en el espacio adyacente), es donde se llevan a cabo las distintas invenciones en los espacios arquitectónicos. Dichas intervenciones procurar tener una estrecha relación con el resto del espacio que la pueda rodear, siendo imprescindible una conexión estética, mediante planos y líneas cerca de lo geométrico, asociados a los colores predominantemente terrosos-mate.