Paloma Nicoletti y Ramiro Iturrioz

Atravesamos esta tierra observando el paisaje y a las personas que la habitan. Entendimos la unidad entre la historia, el habitante, el paisaje y el misterio de un pueblo que supone un lugar de paso o un lugar para toda la vida.

Buscamos poner en relación la inmensidad del espacio natural con la experiencia íntima de las personas. Partimos de la necesidad de registrar, de dejar marca, de inmortalizar un momento en un tiempo. Experimentamos a través de la imagen microscópica, realizando una metáfora entre la naturaleza y las relaciones humanas. Realizamos un registro de las diferencias entre las fronteras en el que pertenecen las personas a lo largo de un día.

La obra propone cuestionar la escala y la temporalidad entre el espectador y el mundo que lo rodea. La observación se pone en juego para intentar ver más allá de lo que el ojo humano puede ver.

Pincha aquí para ver el vídeo.